¿Cómo motivar a un niño a cooperar?

Aprende a criar de una manera mas respetuosa y al mismo tiempo efectiva #crianza #disciplinapositiva #crianzarespetuosa #casayinu #preparaparalavida #crianzamontessori


Aprende a criar de una manera respetuosa y al mismo tiempo efectiva
¿Cómo motivar a un niño a cooperar?

Muchas veces tenemos el problema que los niños no están dispuestos a cooperar para lavarse los dientes, bañarse, hacer sus actividades, limpiar, etc.


Con frecuencia respondemos con una de las siguientes alternativas:

a) Permitimos que el niño haga su voluntad porque no queremos tener mano dura o mostrarnos agresivos, o tal vez porque no sabemos como

b) Imponemos nuestra voluntad en ocasiones levantando la voz o castigos


Queremos mostrarte una herramienta que puede serte de utilidad para de manera respetuosa y amable obtener la cooperación de los niños y lograr que tomen decisiones en favor de ellos mismos.



Es importante conectar antes de corregir.


A nadie le gusta sentir que te impusieron o te obligaron a hacer algo que no querías, tampoco a los niños. Antes de intentar que los niños hagan lo que nosotros consideramos conveniente, es importante tratar de ver su punto de vista y hacérselo saber.

Para lograrlo es importante escuchar con la verdadera intención de entender el punto de vista del niño y hacerlo saber a través de validar sus emociones.



Valida sus emociones (No significa necesariamente estar de acuerdo)


Las personas tenemos la necesidad de sentir que nuestra voz y nuestras emociones son escuchadas y comprendidas, sin embargo, con frecuencia y muchas veces sin intención, tendemos a minimizar, ignorar, juzgar o rechazar las experiencias emocionales de otras personas, porque no somos capaces de comprenderlas o no coinciden con la respuesta que nosotros consideramos la correcta para dicha situación. Por ejemplo “Esta no es razón para llorar”, “Debería darte vergüenza”, “no es para tanto”


Esto puede causar un fuerte rechazo de la persona al sentir que su emoción esta siendo invalidada por el otro, pudiendo causar incluso resentimiento.


Es aconsejable partir desde la empatía, buscando entender tu punto de vista, incluso aunque no estes de acuerdo con él. Validar no significa ceder, ni tampoco conceder, significa entender tu punto de vista, incluso si difiere del mío y hacértelo saber y sentir.



¿Cómo puedo validar las emociones de otra persona?

  •  Presta atención, escuchando al otro y mirándolo a los ojos: A veces escuchar con sincera atención es todo lo que las personas necesitan para sentirse acompañadas.

  • Muestra con lenguaje corporal que estas en sintonía. El 80% de la comunicación es no verbal, hazle sentir con tu mirada y expresiones que estas en sintonía.

  • Reconoce la fuente de la emoción: Parece que no tuviste la oportunidad de terminar tu actividad

  • Identifica el sentimiento parafraseando: (repitiendo lo que la otra persona te dice): “Parece que estas molesto por que sientes que no te dejaron terminar”

  • Acepta la emoción del otro con mente abierta: (aunque no estes de acuerdo): No quiere decir que le des la razón, tampoco que estas de acuerdo, solamente que aceptas que tenga la emoción aunque no la comprendas, trata de verla desde su punto de vista.

  • Identifica la emoción del otro y da respuesta sin aconsejar: Evita decir frases como “no es para tanto, no es razón para llorar, puedes hacer esto”, en lugar puedes usar frases como “te puedo ayudar de alguna manera?”, ?Te acompaño un rato?”


Pasos para lograr cooperación

  1. Hazle saber que reconoces y entiendes su sentir. “Parece que estas molesto”

  2. Valida sus emociones (esto no significa estar de acuerdo y esta bien diferir) “Entiendo que es difícil pues quieres jugar”

  3. Comparte tus propias emociones “A veces a mi también me gustaría quedarme jugando”

  4. Invítalo a participar de la solución o dale opciones limitadas. “Es hora de dormir, te gustaría un cuento o una canción para dormir”


Los niños aprenden por imitación, practícalo en casa con niños y adultos

Los niños aprenden de lo que ven en los adultos que los rodean, nuestro estilo de crianza tiene un gran impacto en ellos, mostrarles con el ejemplo y sin palabras a ser empáticos, a respetar y validar las emociones y a ser parte de la solución de una manera firme y respetuosa, los motivará a cooperar y aprenderán herramientas que les servirán mucho para tener una vida adulta mas armoniosa, es decir, los estás preparando para la vida.


La buena noticia es que aplica para los adultos también, pues muchas veces lo que mas necesitamos es sentirnos escuchados, comprendidos y que se interesan por nuestro sentir. Al sentir esa conexión estamos mucho más dispuestos a escuchar y a cooperar y escuchar otros puntos de vista.


¿Qué piensas? déjanos tus comentarios, dudas. Te invitamos a participar en nuestros curso de crianza basados en disciplina positiva y Montessori.


Si quieres saber mas te sugerimos conocer mas de la educación Montessori y de los libros de disciplina positiva de la Dra Jane Nelsen.

Con frecuencia en Casa Yinú ofrecemos a la comunidad con cooperación voluntaria curso de crianza con facilitadores certificados, basados en Montessori y en Disciplina positiva, pues estamos convencidos que la educación es la base para una mejor sociedad que construimos todos.


Nos encantará estar en contacto

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo